dimarts, 11 de febrer de 2014

QUIMERA 363, JAVIER PUCHE







Dins la secció "Los pescadores de perlas" del número 363 corresponent al mes de febrer de la revista Quimera podem llegir els microrelats inèdits de Javier Puche (Málaga, 1974) llicenciat en Filologia Hispànica i professor de piano clàssic, crític musical, corrector d'estil i guionista de televisió. Les seves ficcions han obtingut diversos premis i ha estat antalogat en diverses obres col·lectives com "Cuentos para sonreír" (Hipàlage, 2009), "Por favor, sea breve 2" (Páginas de Espuma, 2009) o "Velas al viento" (Cuadernos del Vigía, 2010). És autor del llibre de microrelats "Seísmos" (Thule, 2011) il·lustrat per Riki Blanco.


Ja hi ha disponible el nou número de la revista per consultar a sala a la Biblioteca Esteve Paluzie.








Rezar

Rezar en voz baja. Eso hace el paracaidista desde aquel día. Rezar en voz baja mientras el viento agita con levedad la enorme telaraña donde permanece adherido. Rezar en voz baja sus oraciones. Y no dejarse intimidar por los esqueletos que penden alrededor.

Javier Puche











*Javier Puche.



En la sección Los pescadores de perlas del número 363 que corresponde al mes de febrero de la revista Quimera, podemos leer los microrrelatos inéditos de Javier Puche (Málaga, 1974) licenciado en Filología Hispánica y profesor de piano clásico, crítico musical, corrector de estilo y guionista de televisión. Sus ficciones han obtenido diversos premios y ha sido antalogado en diversas obras colectivas como Cuentos para sonreír (Hipálage, 2009), Por favor, sea breve 2 (Páginas de Espuma, 2009) o Velas al viento (Cuadernos del Vigía, 2010). Es autor del libro de microrrelatos Seísmos (Thule, 2011) ilustrado por Riki Blanco.


Ya está disponible el nuevo número de la revista para consultar en sala en la Biblioteca Esteve Paluzie.











El inmenso Mr. Lockwood

Para Alfred Hitchcock

El inmenso Mr. Lockwood apagó de un manotazo la alarma de su móvil, que emitía música de Mozart. Fue al baño e hizo gárgaras frente al espejo. Tomó una ducha veloz, enjabonándose bien la barba. Desayunó té verde y un cruasán de brócoli. Ordenó meticulosamente sus partituras. Se puso un frac, un abrigo y un bombín. Cogió un pequeño estuche. Salió de casa silbando. Atravesó la ciudad en trolebús. Se bajó en el Auditorio, al que accedió por la entrada de artistas. Saludó jovialmente al resto de los mísicos. Luego avanzó con ellos hacia el escenario, donde ocupó su lugar (puesto 35 B, junto a los timbales). Allí abrió su ínfimo estuche, del que sacó un triángulo. Tras los aplausos, el director dio la señal y la sinfonía empezó, haciendo temblar las paredes. El inmenso Mr. Lockwood aguardó paciente su turno. Al final del cuarto movimiento se levantó, imponente como un cíclope, e hizo sonar el triángulo en el momento justo, una sola vez, con enérgica presición. Cuando terminó el concierto, guardó el triángulo en su estuche. Se despidió afablemente de sus compañeros. Salió del Auditorio. Volvió a casa en trolebús. Entró en ella silbando. Se quitó el bombín, el abrigo y el frac. Se puso el pijama de rombos. Comió riñones al jerez. Fue al baño, donde hizo gárgaras frente al espejo. Puso la tele sin volumen y se tumbó a dormir en el sofá.

Javier Puche





Fitxa bibliogràfica / Ficha bibliogràfica

Signatura                 R 80 Qui
Classificació             80(05)
Títol                         Quimera : revista de literatura
Publicació                Mataró : Ediciones de Intervención Cultural, 1980-
Periodicitat               Mensual
Descripció física        Il. ; 28 cm
Descripció física        N. 1 (nov. 1980)-
ISBN / ISSN             0211-3325
Matèria                    Literatura Revistes




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada