dijous, 15 de gener de 2015

GUANYADORS DE DESEMBRE / GANADORES DE DICIEMBRE (IV EDICIÓ / EDICIÓN)





*José C. Vales i/y Andreu Carranza, 
guanyadors/ganadores del 71è Premio Nadal 
i/y el 47è Premi Josep Pla respectivament/e.




*Recordem que en aquesta nova edició del Microconcurs els guanyadors o guanyadores de les convocatòries mensuals obtindran com a premi un val de 100€ en llibres que s'entregarà en l'acte de lliurament de premis el setembre de 2015 (sempre en el cas que no resultin ser el guanyador o guanyadora absolut per categoria en que el premi no serà acumulable als 1000€ en metàl·lic).


Els microrelats guanyadors de la convocatòria del mes de desembre de la IV edició del Microconcurs són:





*Recordamos que en esta nueva edición del Microconcurso los ganadores o ganadoras de las convocatorias mensuales obtendrán como premio un vale de 100€ en libros que se librará en el acto de entrega de premios en septiembre de 2015 (siempre en el caso que no resulten ser el ganador o ganadora absoluto por categoría en que el premio no será acumulable a los 1000€ en metálico).


Los microrrelatos ganadores de la convocatoria del mes de diciembre de la IV edición del Microconcurso son:







CATEGORIA EN CATALÀ:






Falsa innocència

Una finestra amb el vidre trencat. Sang arreu del llit. Els cossos d'un matrimoni cosits a ganivetades mentre dormien, trobats per l'assistenta a primera hora del matí. Detectius i policies recorren la casa buscant pistes, trobant totes les que apunten a un robatori. Un psicòleg roman al costat del fill, que estava adormit quan tot ha passat. Familiars i policies estan també pendents d'ell, li donen caramels i cuiden del seu benestar. I ningú, absolutament ningú, s'adona que sota el candor dels deu anys dorm el fred assassí en sèrie de la pròxima dècada.

Judith Priay
Barberà del Vallès (Barcelona)





CATEGORÍA EN CASTELLANO:







La cadena

Reconozco que soy un cobarde, como tantos otros, y que si no llego a descubrir esa página en la Internet oculta, nunca me hubiera atrevido a hacerlo. Después de leer las condiciones y de comprobar que con el método propuesto me sentía capaz, decidí firmar el contrato. Rellené un formulario muy detallado con mis datos, di mi conformidad y pagué lo que pedían, sin importarme el precio.

Ellos, discretamente, me proporcionaron todo: el arma, la víctima, sus costumbres, el mejor momento para encontrarla desprevenida... Era reconfortante comprobar esa profesionalidad. Hasta se ocupaban de las cuestiones legales en el caso de que surgiese algún problema inesperado. Lo que me sorprendió fue el objetivo. La mujer debía tener unos treinta años. No hice ninguna pregunta. Cada cual tiene sus motivos. Ayer le disparé dos veces. No llegó a enterarse de nada.

Ya he cumplido con mi parte del trato. Ahora llega mi turno. Espero que mi verdugo sea tan profesional como lo he sido yo.

Rafa Heredero García
Laguna de Duero (Valladolid)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada