diumenge, 21 de febrer de 2016

QUIMERA 387, IVÁN TERUEL









Dins la secció "Los pescadores de perlas" del número 387 corresponent al mes de febrer de la revista Quimera podem llegir els microrelats inèdits d'Iván Teruel (Girona, 1980) professor d'ensenyament secundari i escriptor. Ha publicat una edició crítica de la "Historia oriental de las peregrinaciones de Mendes Pinto" (Almuzara, 2009), l'assaig "El Perú escindido" (Irreverentes, 2012) i el conjunt de relats i microrelats "El oscuro relieve del tiempo" (Cal·lígraf , 2015).


Ja hi ha disponible el nou número de la revista per consultar a sala a la Biblioteca Esteve Paluzie.








*Iván Teruel.


Dentro la sección Los pescadores de perlas del número 387 correspondiente al mes de diciembre de la revista Quimera podemos leer los microrrelatos inéditos de Iván Teruel (Girona, 1980) profesor de enseñanza secundaria y escritor. Ha publicado una edición crítica de la Historia oriental de las peregrinaciones de Mendes Pinto (Almuzara, 2009), el ensayo El Perú escindido (Irreverentes, 2012) y el conjunto de relatos y microrrelatos El oscuro relieve del tiempo (Cal·lígraf , 2015).






Ya hay disponible el nuevo número de la revista para consulta en sala en la Biblioteca Esteve Paluzie.













El mundo no se acaba nunca

El manotazo titubeante derriba otra mosca. ¿Ha visto señora McGuffin que este año eestos dipterios volapatadores están mas le, le, lentos que de costumbre? La pequeña mano coge la mosca de las alas y dibuja una parábola temblorosa hasta colocarla en el montón donde se hallan el resto de los insectos. ¿Será la hipanopia de la histo, tor, ria que sub nierte nierte a la...? Ya ve señora Guffinmac que eesto es el fin. ¿Lo ve? La cabeza pelada tiembla, se inclina hacia un lado, unos ojos empañados miran atentamente el montón. El fin, fin, ¿lo ve señora Gufmacin? Se aveci, ci, na, el fin, fin, final de los tiempos. Los dedos índice y pulgar de la mano derecha forman una pinza inestable. La pinza va cogiendo de las alas diferentes moscas del montón y forma otro montón al lado. El fin, fin, final ¿oye? La cabeza es un metrónomo inclinado y nervioso: no deja de oscilar en su eje oblicuo. La mirada opaca se encharca de repente. ¿Por qué señora MucGaffin por qué eestos dirtemios voleadores están más le, le, lentos? ¿No ve que es el fin, fin, final de todo? la boca se abre, se estremece, y de la garganta sale un sonido agudo y resquebrajado, el cuerpo convertido en un balancín nervioso.

La señora McGuffin se acerca al niño, lo envuelve en un abrazo, le da un beso en la frente. La señora McGuffin hace un esfuerzo ímprobo por dejar sus lágrimas en el borde de los párpados, construye un dique, traga saliva repetidas veces, aparta los dos montones de pipas de la mesa y le susurra al oído: las moscas no están más lentas, mi vida, eres tú, ¿oyes?, que cada día estás más ágil, ¿oyes?, como papá, tesoro, cada día más ágil y fuerte. Así que no sufras, mi vida, no sufras, que el mundo no se va a acabar nunca.

Iván Teruel








Fitxa bibliogràfica / Ficha bibliográfica

Signatura                     80 Qui
Classificació               80(05)
Títol                             Quimera : revista de literatura
Publicació                   Mataró : Ediciones de Intervención Cultural, 1980-
Periodicitat                  Mensual
Descripció física         Il. ; 28 cm
Descripció física         N. 1 (nov. 1980)-
ISBN / ISSN                0211-3325
Matèria                         Literatura Revistes

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada