dijous, 13 de desembre de 2018

GUANYADORS DE NOVEMBRE / GANADORES DE NOVIEMBRE (VIII EDICIÓ / EDICIÓN)





*Fernando Díaz, guanyador / ganador del 
XI Concurso Relatos en Cadena 2018.




Els microrelats guanyadors de la convocatòria del mes de novembre de la VIII edició del Microconcurs són:



Los microrrelatos ganadores de la convocatoria del mes de noviembre de la VIII edición del Microconcurso son:







CATEGORIA EN CATALÀ:




El temps recobrat

En comptes del gust d’una magdalena proustiana que fa reviure el temps perdut, era una flaire que sentia la Paula cada cop que passava per davant d’aquell carreró fosc, una fragància de la infància que no aconseguia ubicar i que per això mateix li despertava un neguit com el de les paraules a la punta de la llengua, un anhel exasperant de caçar-la al vol i donar-li nom. La boca del carreró exhalava aquella aroma incitant com una invitació a ficar-hi el nas per trobar-ne l’origen d’una vegada per totes. I la Paula ho va fer, un vespre, es va endinsar al carreró fosc sense recordar, encara, que de petita s’havia esmunyit amb dues amigues en una casa abandonada que feia la mateixa olor temptadora; sense recordar, encara, que a la penombra les esperava un home somrient amb la boca bruta de xocolata i un pastís blanquíssim a les mans; sense recordar, encara, que havia fugit tota sola i les seves amigues no; sense reparar, encara, que el mateix home no havia parat d’esperar-la, des d’aleshores, tot preparant pastissos temptadors que duien escrit el seu nom.

Josep Sampere Martí
Igualada (Barcelona)




CATEGORÍA EN CASTELLANO:





La vida ahogada

Nos suicidamos una y otra vez y seguimos vivos y perplejos. Nos hemos ahorcado, cortado las venas, disparado en la sien. Llegamos a lanzarnos desde azoteas, precipicios, a los trenes, del puente, al río para que nos llevara. Y nada. Lo último ha sido tirarnos desde un acantilado al mar con una piedra atada a los pies. Pero ni aun así. Es duro y esto tampoco es vida ni muerte para nadie. Y menos para una familia típica y asfixiada. Aquí en el fondo, mi mujer no se mueve cuando la miro para hacerse la ahogada y no preocuparme. Pero yo sé que respira sin hacer burbujas. El grande, que está en la edad del pavo, no me angustia demasiado, todo lo vive a su manera; y que por lo menos se está fresquito, dice, mientras ve pasar las medusas tumbado en el coral. Pero el pequeño, ese me rompe el corazón. Lo miro intentando pegar sin parar los cromos del álbum, que con tanta humedad no hay forma de que se adhieran, y su empeño me hace llorar y llorar de tristeza. Aunque con el agua salada no se nota y, encima, parece que ni tan siquiera el llanto aquí consuele.

Miguelángel Flores
Sabadell (Barcelona)


9 comentaris:

  1. Agradecidísimo. Y feliz.
    Enhorabuena también a Josep Sampere.

    ResponElimina
  2. Moltíssimes gràcies! Y felicidades a Miguelángel Flores por su estupendo relato

    ResponElimina
  3. Moltes gràcies al jurat i a la biblioteca! También aprovecho para felicitar a Miguelángel Flores por su estupendo relato.

    ResponElimina
  4. Enhorabuena, Miguelángel!
    Muy bueno.
    Felicidades también a Josep Sampere.

    ResponElimina
  5. Felicidades a los ganadores, un poco mam a Miguelángel por conocido. Genial ese micro acuativo.
    Besos.

    ResponElimina
  6. Enhorabuena a Miguelángel: un relato maravilloso y original.
    Felicidades a Josep: un micro impactante, todavía le estoy dando vueltas a esos olores de la niñez.
    Impresionantes los dos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¡Muchas gracias, Elena! Los olores de la niñez no son siempre el aroma de Heno de Pravia😀

      Elimina