dimarts, 6 de novembre de 2012

DEDICATORIA SIN SENTIDO..., ¿ALGUNO?








Els lectors que s'apropin a la Biblioteca de Barberà del Vallès podran jugar a pàdel, tirar gats per la finestra i fornicar amb un finès o finesa tots els dilluns, dimecres i divendres (en horari d'obertura al públic), entre d'altres activitats, gràcies a  Agustín Martínez Valderrama.
Això sí, intentarem que l'edifici protegeixi de la probabilitat de que els hi caigui a sobre un llampec als usuaris o usuàries amb bigoti, per si de cas.
Moltes gràcies!








A. M. V. va néixer a Gavà el 1976, no sabem si estiueja o no a Narthwick, i morirà el 2033 a l'edat de cinquanta set anys a la confluència dels carrers  Montflorit i Tressols de la seva vil·la natal degut a l'impacte d'un suïcida.

De moment, a novembre de 2012, l'autor és llicenciat en filosofia, ha estat guanyador del certamen "Relatos en cadena" de la Cadena Ser l'any 2010 entre d'altres premis, ha estat inclòs a l'antologia "Mar de pirañas: las nuevas voces del microrrelato español" (Menoscuarto, 2012, edició de Fernando Valls), i alguns dels seus textos han estat publicats a la revista nordamericana   "Confluencia".

Des del 2010 manté el bloc "Previsiones meteorológicas de un cangrejo". 
"Sentido sin alguno" (Talentura, 2012) és el seu debut literari en solitari.

Qualsevol semblança de l'autor amb Agustín Martínez Valderrama no té cap sentit.



El bloc de l'autor:   http://acusmartvald.blogspot.com.es/












Final de incertidumbre

Siempre imaginé -idiota- que dentro de aquel buzón de correos vivía un chino. Su estatura, complexión y fisionomía, constituían indicios suficientes para justificar mi sospecha. También era obvio que solo yo conocía su existencia, pues fue mi psique y no otra quien le ungió vida. Mi invención -lo sé- atentaba contra cualquier principio lógico y físico. Era imprescindible dotar al chino de verosimilitud y pensar, entre otras peripecias, que este no podía silbar, cantar en la ducha o montar en sidecar. Luego descubrí que algunas cosas no eran tal y como las había imaginado. La principal : el chino no leía. Yo mismo le envié varias misivas, haciéndole partícipe de su ser, y nunca obtuve respuesta. Advertí entonces que su presencia no obedecía a ninguna sinrazón especial. El chino era parte del objeto en sí, ánima y esencia, y no un mero intruso foráneo. Por ello dejé de escribir y de surtirle alimento (finas lonchas de jamón york), aunque no desistí de pasar las noches a su lado, al raso. No obstante, todavía existía cierta incertidumbre que me hacía dudar de su existencia. Siendo el chino uno, único e indivisble, no era factible que existiera al mismo tiempo en dos espacios distintos: mi psique y el buzón. A no ser que este último fuera yo.


Agustín Martínez Valderrama















Los lectores que se acerquen a la Biblioteca de Barberà del Vallès podrán jugar a pádel, tirar gatos por la ventana y fornicar con un finlandés o finlandesa todos los lunes, miércoles y viernes (en horario de apertura al público), entre otras actividades, gracias a  Agustín Martínez Valderrama.
Eso sí, intentaremos que el edificio proteja de la probabilidad de ser alcanzado por un rayo a los usuarios o usuarias con bigote, por si acaso.
¡Muchas gracias!








A. M. V. nació en Gavà el 1976, no sabemos si veranea o no en Narthwick, y fallecerá el 2033 a la edat de cincuenta y siete años en la confluencia de las calles  Montflorit y Tressols de su villa natal debido al impacto de un suicida.

De momento, a noviembre de 2012, el autor es licenciado en filosofía, ha sido ganador del certamen Relatos en cadena de la cadena Ser el año 2010 entre otros premios, ha sido incluido en la antología Mar de pirañas: las nuevas voces del microrrelato español (Menoscuarto, 2012, edición de Fernando Valls), y algunos de sus textos se han publicado en la revista norteamericana Confluencia.

Desde 2010 mantiene la bitácora Previsiones meteorológicas de un cangrejo
Sentido sin alguno (Talentura, 2012) es su debut literario en solitario.

Cualquier parecido del autor con Agustín Martínez Valderrama no tiene sentido alguno.



El blog del autor:   http://acusmartvald.blogspot.com.es/





*Otto, (¡Aterriza como puedas!, 1980)



Un, dos, tres y cuatro

El primero nos pilló terminando el vermut. Papá sorbía el jugo de los berberechos, la abuela lamía una almeja y el novio de mi hermana engullía el último percebe. A media paella nos sorprendió el segundo. Mi hermano apartaba los guisantes, tía Eulália chupaba la cabeza de un langostino y mi prima forcejeaba con un mejillón. Fue caer el tercero y sacar el brazo de gitano y los profiteroles. Mi abuelo descorchó el cava, mamá preparó café y tio Luis encendió un puro. Cuando se estrelló el último avión nos cogió a todos echando la siesta. solo yo abrí un ojo, bostecé y volvía a quedarme dormido.

Agustín Martínez Valderrama








Fitxa bibliogràfica / Ficha bibliográfica

Signatura                N Mar
Classificació           834.4"20"
Autor                       Martínez Valderrama, Agustín
Títol                        Sentido sin alguno / 
                               Agustín Martínez Valderrama
Publicació               Madrid : Talentura , 2012
Descripció física 123 p. ; 21cm
Col·lecció                Relatos (Talentura) ; 14
ISBN / ISSN            9788494014352
Matèria                    Microrelats


1 comentari:

  1. Tot just acabo de llegir "Sentido sin alguno" i he de dir que és un molt bon llibre. I ho he de dir perquè ho és. Conté microrelats molt i molt bons. D'aquells que t'agradaria haver-los escrit tu. Bona incorporació al vostre fons. I dedicat!

    ResponElimina