dijous, 8 de novembre de 2012

GUANYADORS D'OCTUBRE / GANADORES DE OCTUBRE (II EDICIÓ MICROCONCURS / II EDICIÓN MICROCONCURSO)





*Eduard Balust, guanyador del concurs del XVIII Saló del Manga de Barcelona amb l'obra / ganador del concurso del XVIII Salón del Manga de Barcelona con la obra: La trucha arcoíris.




Els guanyadors del microconcurs corresponents a la convocatòria del mes d'octubre en les tres categories són:


Los ganadores del microconcurso correspondientes a la convocatoria del mes de octubre en las tres categorías son:



LOCAL:






*Miniatura de Wiborada de Sankt Gallen (1430)



Lectura ocular

Los niños desfilaban ante el mostrador para ver las historias de príncipes, ogros, lobos y piratas que Ada Robiw, la bibliotecaria, guardaba en sus ojos.


Antonia García Lago
Barberà del Vallès




CATALÀ:







Que no sigui dit...

Avui és l'últim, es va dir. Aquest cop és definitiu.
Amb la murga del fred al cos, tossint, els dits esgrogueïts i espolsant-se la cendra dels pantalons, va tornar a entrar.
Es va treure la bata, va llençar la xeringa i va posar el gos mort dins la bossa.


Sònia Ainós
Terrassa




CASTELLANO:






*Mujer con pistola de Julio Romero de Torres (1952).



El malentendido

Las instrucciones eran precisas: la casa debía estar siempre reluciente y con todo en su lugar.
Eso fue lo que Rogelia trató de explicar cuando le tomaron declaración.
Pero no encontró las palabras. O no le creyeron que fue por cumplir con su trabajo que se apuró a limpiar la sangre del sofá recién tapizado y a echar a la basura los papeles rotos, desparramados en el piso. Que le sacó el revólver de la mano a la señora, lo puso sobre la mesita de mármol, y recién después de que el living estuvo limpio llamó al señor. Porque a la patrona no le hubiera gustado que la encontraran así, sucia, tirada en el suelo en medio del desorden.
Los policías hablaron de escena del crimen alterada, de huellas dactilares en el arma homicida.
El marido dijo que no existían motivos para que su mujer hiciera algo semejante.
El abogado aseguró que Rogelia sí los tenía.
Por eso ahora está presa. Ocho años -dictaminó el juez- que pueden ser menos por buena conducta.
Pero si ella se portaba bien... Ella tenía todo siempre impecable.


Mónica María Brasca
Santa Fe (Argentina)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada