dijous, 13 de juny de 2019

GUANYADORS DE MAIG / GANADORES DE MAYO (VIII EDICIÓ / EDICIÓN)










Els microrelats guanyadors de la convocatòria del mes de maig de la VIII edició del Microconcurs són:



Los microrrelatos ganadores de la convocatoria del mes de mayo de la VIII edición del Microconcurso son:






CATEGORIA EN CATALÀ:



Remitent

La vaig convidar a passar uns dies a casa després d'haver rebut una carta seva de l'estranger. Al principi, la visita va transcórrer feliçment tot rememorant llargament els simpatiquíssims episodis de la nostra vella amistat que es remuntava a... Per moltes voltes que vam donar-hi, cap de les dues va aconseguir on, quan i com ens havíem conegut per primer cop. Aquella natural confiança que fins aleshores havia fluït entre nosaltres de sobte va esdevenir oníricament sinistra fins al punt que ella va haver de marxar abans del previst. La meva estranyesa va ser encara més gran quan, pocs mesos després, la carta on jo l'havia convidada a visitar-me va tornar a la meva bústia sense haver estat llegida per causa d'un receptor inexistent.
  
Cecília Capdet Plaza
Barcelona




CATEGORIA EN CASTELLANO:






Madre

Es noche de luna llena. Recostada en un sofá de terciopelo gastado, una mujer embarazada lee una novela. A ratos, interrumpe la lectura y se acaricia el enorme vientre, tan a punto ya. El bebé se llamará François o Juliette, según.

Al notar las primeras contracciones, cierra el libro, abandona el sofá y se dirige hacia el pequeño dormitorio. Antes de acostarse, abre la ventana de par en par. Durante horas, la luna la ilumina: su piel arrugada, sus cabellos canos, el esfuerzo de su cuerpo enjuto. Amanece cuando la criatura sale de sus entrañas.

Entonces, el aleteo. Puntual, impaciente. Entrando como una flecha por la ventana y posándose a los pies de la cama. El largo pico rojo, las largas patas rojas. La mujer mira al ave. Se pregunta si es siempre la misma.

Ella se siente vieja y cansada, sabe que no habrá más François ni Juliettes. Y decide que esta vez no. Saca de la mesilla el cuchillo de cortar cordones umbilicales. Lo blande en el aire para espantar a la cigüeña –todos esos años le pareció un bicho asqueroso, très antipathique–, que se marcha volando con el hatillo vacío. La mujer coge a su bebé amorosamente y se lo pone al pecho. Por fin, un hijo. François. Para ella.

Asun Gárate Iguarán
Bilbao


1 comentari:

  1. Felicidades a las dos por estos micros tan originales e inquietantes. Asun, ya te puedes ir comprando el billete para septiembre!!

    ResponSuprimeix