dijous, 19 de desembre de 2019

QUIMERA 432, CRISTINA PERI ROSSI








Dins la secció Los pescadores de perlas del número 432 corresponent al mes de desembre de la revista Quimera, podem llegir el microrelat inèdit de Cristina Peri Rossi (Montevideo, 1941), escriptora vinculada al post-boom llatinoamericà amb la seva obra destacada La nave de los locos (1984), ha publicat nombrosos llibres de relats, novel·les, assaig i poesia. La seva última novel·la és Todo lo que no te pude decir (Menoscuarto, 2017). Ha guanyat recentment el prestigiós premi José Donoso a tota la seva obra.


Ja hi ha disponibles els exemplars de la revista per consultar a sala a la Biblioteca Esteve Paluzie.








*Cristina Peri Rossi.



Dentro de la sección Los pescadores de perlas del número 432 correspodiente al mes de diciembre de la revista Quimera, podemos leer el microrrelato inédito de Cristina Peri Rossi (Montevideo, 1941), escritora vinculada al post-boom latinoamericano con su obra destacada La nave de los locos (1984), ha publicado numerosos libros de relatos, novelas, ensayos y poesía. Su última novela es Todo lo que no te pude decir (Menoscuarto, 2017). Ha ganado recientmente el prestigioso premio José Donoso a toda su obra.  


Ya están disponibles los ejemplares de la revista para consulta en sala en la Biblioteca Esteve Paluzie.










Un problema de identidad

La fantasma estaba turbada: tenía problemas de identidad. A veces
se sentía el fantasma, y otras, la fantasma. Con lo fácil que le hubiera resultado ser sólo un fantasma, o solo una fantasma. Este conflicto de identidad  amenazaba su oasis de paz, cuando era un solo ser. O un solo no ser. El domingo, día de las elecciones,  tuvo el último problema. Salió a la calle dispuesta a encarnarse en una mujer que iba a votar, pero una vez adentro, empezó a tener dudas. Creyó padecer una erección, cosa que no correspondía de ninguna manera ni a su edad, ni a su sexo. Tampoco sabía qué votar. Demasiadas dudas para una sola mañana. Y cuando carraspeó, le pareció que se trataba de un horrible carraspeo de hombre, no de mujer. De modo que le dijo a la encarnación: “Usted disculpe, creo que me he equivocado” y se retiró enseguida dejando a la mujer con sus dudas de votante identitaria. Se ajustó bien la sábana que permitía  ocultar sus dudas (¿era una sábana o un sábano?) “Las confusiones de identidad se traducen en el lenguaje” había leído en un panfleto, un programa electoral o una tesis universitaria, ahora no sabía bien. Decidió ir a un psicoanalista (¿o una psicoanalista? Qué horrible dilema). No quería perder tiempo: su próxima reencarnación podría ser dentro de poco  y  entonces, debía tener una identidad bien definida, para no terminar en el exilio.
El psicoanalista –se decidió por un varón, le pareció que tendría más carácter y más tradición, dos virtudes importantes en épocas de confusión-  y le confió:
-No sé si soy una fantasma o un fantasma. Eso me angustia –confesó.
El psicoanalista la miró con preocupación. Cada vez tenía menos pacientes, por la crisis, no era cuestión de perder uno o una nueva.
-Comprendo –dijo el hombre. Es más: lo entiendo perfectamente. Yo mismo a veces me confundo. Nací en Buenos Aires, desde hace treinta años tengo nacionalidad española y vivo en Barcelona. Tomo mate, pero bailo sardana y me encanta el flamenco. Siempre creí que era mejor tener varias identidades y no una sola -especialmente en casos de persecución, como ha ocurrido tantas veces en la Historia- pero ahora, que hasta los perfumes tienen identidad, me siento raro, como extraño.  
La fantasma lo miró con ternura.
-¿Usted no sabe quién es o son los demás quienes no lo saben?
-Creo que son los demás, yo, en mi mismidad, sé que soy humano, o sea, vulnerable, frágil, susceptible a los virus y en especial, mortal.
-Eso digo yo –dijo la fantasma, ahora más segura de sí misma. Le gustaba el tema de la muerte. La próxima vez que me reencarne, me dará lo mismo si es en hombre o en mujer. Lo importante es ser, no de dónde.
-Por lo menos, disfrute hasta las próximas elecciones –le aconsejó el psicoanalista.
-Ay, ay, ay –dijo la fantasma. Con tantas elecciones, tendré que comprar sábana nueva. Y la vida no está como para gastos. La muerte, tampoco.


Cristina Peri Rossi









Fitxa bibliogràfica / Ficha bibliográfica

Signatura R 80 Qui
Classificació 80(05)
Títol Quimera : revista de literatura
Publicació Mataró : Ediciones de Intervención Cultural, 1980-
Periodicitat Mensual
Descripció física Il. ; 28 cm
Descripció física N. 1 (nov. 1980)-
ISBN / ISSN 0211-3325
Matèria Literatura Revistes

Cap comentari:

Publica un comentari