dimecres, 15 de febrer de 2012

MICRORELATS DE GENER / MICRORRELATOS DE ENERO

Publiquem els microrelats que van arribar a les deliberacions finals del jurat de la convocatòria de gener.


Publicamos los microrrelatos que llegaron a las deliberaciones finales del jurado en la convocatoria de enero.






*Betty Joan Weinstein Perske (Lauren Bacall).




Femme fatale


-Los maté porque así lo querías.
-¿Me estás pidiendo un beso a cambio?
-Soy un hombre sencillo: me conformaría con saber tu nombre.


Marina de la Fuente
Rivas Vaciamadrid (Madrid)








*Mare pentinant la seva filla / Madre peinando a su hija, de Mary Cassat.




El cepillo


Ahora que no hay nadie lo tomo, lo miro, es grande para mis manos, las cerdas blancas, duras y el mango, ese mango raro, transparente, nunca he visto otro igual. El cepillo me parece enorme, pesado, trato de cepillarme, pero no puedo, no es lo mismo.
Creo que es media tarde, el sol entra a pleno por la ventana inundando el dormitorio.
Por efecto del haz de luz se ven miles de partículas en el aire moviéndose imperceptiblemente al compás de su brazo.
La madre comienza su ritual. Es un momento mágico, quizás esa voz dulce o a lo mejor es tanta luz que me enceguece. Mi prima está parada en el medio de la habitación bañada por el sol, su largo cabello va cambiando sus tonos de oscuro a dorados diferentes según el movimiento del cepillo. Al agachar la cabeza el cabello es una cascada rebelde, sus rulos se van aplacando lentamente bajo la mano experta que cepilla.
Siento en mi propia cabeza las caricias, anticipándome a lo que viene.
No te olvides, todos los días hay que cepillarse doscientas veces. La hija se queja de dolor, pero más de impaciencia, quiere salir corriendo hacia sus juegos. Las miro con detenimiento, estudio los gestos y la voz, tratando de descifrar ese lenguaje extraño para una huérfana.
198, 199, 200 ya está. Listo..., ¿nos vamos?
Espero un momento, se me cierra la garganta, aparece mi viejo conocido, el dolor que precede a la lágrimas, trago saliva para espantarlo y voy tras ellas.


Marta Pontiliano
Venado Tuerto (Argentina)








De extinciones


Hacía mucho tiempo que no veía una. Sin embargo, cuando paseaba con las niñas por el bosque, aún les decía que algunas mariposas en realidad son hadas.
Mientras ellas observan fascinadas el vuelo de una Macaón, se da cuenta de que en el suelo una hada agita las alas inútilmente. Por un instante contiene la respiración, pero esa piel grisácea, la cara arrugada y oscura, le provocan una curiosa mezcla de repulsión y pena. Sin decir nada, la pisa (siente en la suela ese leve crujir como de caparazón de insecto), llama a sus hijas y sigue su paseo.


Rosana Alonso
Camarma de Esteruelas (Madrid)








"Like a Rolling Stone"


Cuando me cogí aquel resfriado mi voz se volvió ronca durante días. Sonaba tan bien que varias discográficas me ofrecieron grabar un disco. El éxito fue inmediato. En unas semanas copé los primeros puestos de las listas de ventas. No obstante, cuando se me curó el catarro mi voz volvió a ser la de siempre.
Para remediarlo, hice todo lo posible para enfermar. Utilicé pañuelos de personas acatarradas, me mezclé en las salas de los hospitales con pacientes resfriados y acudí a países donde la Organización Mundial de la Salud declaró pandemias de gripe.
Fijé mi residencia en Siberia. En invierno caminaba en bañador por las calles, dejaba que los niños me enterrasen en fosas de nieve o me metía en cámaras frigoríficas durante horas hasta que empezaban a brotarme estalactitas en las narices.
Poco a poco, los continuos resfriados fueron minando mis defensas hasta convertirme en un ser vulnerable.
Ayer morí de una pulmonía.
Hoy soy un mito.


Rubén Gozalo Ledesma
Salamanca



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada