dimarts, 26 de març de 2019

NOVETATS A LA MICROBIBLIOTECA / NOVEDADES EN LA MICROBIBLIOTECA (128)







Fitxa bibliogràfica / Ficha bibliográfica

Signatura N Mar
Classificació 834.4"20"
Autor Marzo Bellot, Francesc
Títol La Lógica del delirio / Francesc Marzo Bellot
Publicació Barcelona : Carena, 2017
Descripció física 65 p.  ; 18 cm
Col·lecció Ensayo crecimiento ; 351
ISBN / ISSN 9788417258023
Matèria Microrelats






Tiniebla

Cada vez que pasaban por su lado, tenían asegurada alguna pérdida. Normalmente, lunes, martes y miércoles eran los días de las manos; jueves, viernes y sábado, los de los pies. El domingo quedaba reservado al rostro, debido a sus condiciones especiales. Si la semana conseguía todas las piezas, se convertía en tiniebla durante siete días. Al acabar, de nuevo a la caza.

Francesc Marzo Bellot








Fitxa bibliogràfica / Ficha bibliográfica

Signatura N 834 Bar
Classificació 834.4"19"
Autor Barrett, Rafael
Títol Y el muerto nadó tres días / selección de cuentos y escritos de Rafael Barrett ;
         prólogo de Francisco Corral
Publicació [Madrid] : Libros de Ítaca, 2014
Descripció física 217 p. ; 21 cm
ISBN / ISSN 9788494251306






La madre

Una larga noche de invierno. Y la mujer gritaba sin cesar, retorciendo su cuerpo flaco, mordiendo las sábanas sucias. Una vieja vecina de la buhardilla se obstinaba en hacerla tragar de un vino espeso y azul. La llama del quinqué moría lentamente.
El papel de los muros, podrido por el agua, se despegaba en grandes harapos que oscilaban al soplo nocturno. Junto a la ventana dormía la máquina de coser, con la labor prendida aún entre los dientes. la luz se extinguió, y la mujer, bajo los dedos temblorosos de la vieja, siguió gritando en la sombra.
Parió de madrugada. Ahora un extraño y hondo bienestar la invadía. Las lágrimas caían dulcemente de sus ojos entornados. estaba sola con su hijo. Porque aquel paquetito de carne blanda y cálida, pegado a su piel, era su hijo...
Amanecía. Un fulgor lívido vino a manchar la miserable estancia. Afuera, la tristeza del viento y de la lluvia. La mujer miró al niño que lanzaba su gemido de nuevo y abría y acercaba la boca, la roja boca ancha, ventosa sedienta de vida y de dolor. Y entonces la madre sintió una inmensa ternura subir a su garganta. En vez de dar el seno a su hijo, le dio las manos, sus secas manos de obrera; agarró el cuello frágil, y apretó. Apretó generosamente, amorosamente, implacablemente. Apretó hasta el fin.

Rafael Barrett

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada